28 jun. 2007

Vengo por una consulta

resulta doctor Ianniello
que hoy desperté con
una sensación muy particular...
fíjese que me sentí muy bien desde el comienzo,
puse música para acompañarme saludé a mi familia,
organicé la cartera, me bañé y me cambié

en lugar de caminar como hago todas las mañanas
subí al colectivo para llegar relativamente temprano al trabajo
y viaje en un estado muy difícil de describir que continua...

no tengo ganas de hablar doctor
no tengo necesidad de exteriorizar
o manifestar con grandilocuencia nada en particular
no necesito decir aquí estoy o allá voy
porque simplemente estoy aquí y voy a la vez

no sé doctor... qué tengo, qué tengo?

paz, usted tiene paz señorita...

26 jun. 2007

Los 20 mandamientos

Por Charly García

Hacer una canción es muy fácil imposible.

Componer es matemática pura. A mí me interesa la fórmula.

La letra es generalmente un complemento de la música.

Si uno escribe solamente lo que le pasa, es un periodista.

Componer, para mí, es una excusa para grabar. Me gusta más grabar que componer.

Básicamente, componer es como pintar: es usar un espacio. Es como dibujar.

No hay ningún misterio en componer. Como dijo Peter Gabriel: “Si le ponés un revólver a cualquiera que quiere componer, compone”. ¡Si es macho, compone!

Es muy importante saber tocar canciones para hacer canciones. Los grupos que sólo tocan sus canciones no saben tocar otras canciones. Y generalmente sus temas son horribles: están mal hechos. Hay cosas que son 2 + 2 = 4.

Para componer, hay que empezar por la infancia: recordar una gran canción y tratar de hacer una igual. Parte de la melodía de “Desarma y sangra” la hice a los doce años. Todo está atrás, cuando eras chico.

Para hacer un tema como “Promesas sobre el bidet” hace falta una brasilera divina y un bidet. Y son cosas que no están al alcance de todos.

La música solamente existe en este planeta porque hay aire. El universo es todo silencio.

No veo una separación entre lo que me imagino y lo que se percibe que me imagino. Como la música es un artificio, es como estar adentro de las canciones. Cada vez me doy más cuenta de que uno quiere admitir algo que no se puede admitir.

En las letras, antes inventaba cosas que no había vivido, y después las viví.

Puedo componer sin escuchar. Lo tengo en la cabeza, lo escribo y ya está.

Me gusta la abstracción y que eso sea una canción.

Ahora compongo con loops: agarro una parte de un DVD y arranco, porque sé en qué tono están las películas.

Alguien me dijo que en el futuro no iba a haber más artistas de la música. El concepto de artista iba a ser democrático: una máquina en el escenario y gente en los asientos, conectada con una máquina.

Soy muy consciente de la música. Escucho más que todo el mundo. Es como si tuviera visiones de rayos X. No puedo evitar ver todo, y todo es una sinfonía constante.

El peor ruido es un mal disco. La gente no tiene ni idea de eso, pero podés manipularlo. Yo quiero componer, y componer es manipular.

¿Saben cómo componían los Rolling Stones? El manager se dio cuenta de que no podían seguir tocando covers toda la vida, viviendo de los temas que les hacían Los Beatles, y a ellos no se les había ocurrido componer. Entonces les dio un grabador, una guitarra y una raya, los encerró en el baño y les dijo: “La bolsa la tengo acá afuera, hasta que no hagan una canción, no salen de ahí adentro”. O sea: “La necesidad es la madre de la invención”, como diría Frank Zappa.

Amores de Julio

Una pésima iluminación
favorece el crecimiento de un jardín
entre jardines

Los amigos
son pocos pero buenos
iguales al dolor de un niño

La duda de mi madre
un plagio involuntario
que encontró muerte temprana

Hay que escuchar al empleado público sí (no)
al independiente no (sí!)

Mejor ser una decronología
pasar por la única transgresión
del estilo exigente abandonado
y no visitar las academias de este planeta

En las calles
se hacen las pequeñas historias
de rufianes y mi estilo malentendido
es pura mitología griega
palabras que bailan que cantan
versos tatuados en la memoria
del laberinto
con un pulso herido
buscando
minotaura
el otro lado de las cosas


poema hecho con frases de julio cortázar
dedicado a él, con amor y agradecimiento

25 jun. 2007

Y vivieron... felices?

Los bellos durmientes
que alguna vez me acompañaron al bosque
se despertaron hoy, todos juntos
y decidieron venir a buscarme

...

veremos qué pasa

...

ya no creo en los finales

...